Dispuesta a Todo

Originalmente publicado en Messieral:
Cuando las luces vuelvan a iluminar mi rostro y el fuego se encienda para arder dentro de mí, sujétate de mi mano y, dispuesta a todo, no te asustes ni sientas temor de ningún principio o fin. Porque esto antes lo viví y en el centro del fuego el extasis nuevamente…