No tiene título.

En la orilla de Misly

En cada atardecer se escabullían de entre las personas y se perdían en el inmenso bosque que tenia el pueblo. Allí se sumergían en la laguna hasta perder el control y hacer el amor como si nadie nunca hubiera tocado del uno o del otro. Cada desborde de pasión era algo así como un desahogo a lo mal vivido, a la falta de integridad de la vida hacia ellos, al desamor que les estaba tocando vivir. A él, por la vida ponerlo demasiado tarde en la de Ivanny. A ella, por presentarle esa situación y tener que escoger por desconocimiento, prefiriendo que la amen a ella amar. No contaron con que la vida les tendría deparados un amor como nadie había predicho en sus vidas. Algo inexplicable. Ellos no planearon amarse así, cada día era una aventura nueva. Él escribía para ella los versos más disímiles del mundo. Ella solo…

Ver la entrada original 24 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s