Recuerdos de un Boricua en Nueva York Lo Que Fue María (José Armando González Lebron)

Preludio de RCAG

José Armando González Lebrón es un escritor reconocido en Puerto Rico en especialmente en el oeste. El es hijo del Reverendo Agustín González Guzmán.

Texto del Autor 

Como un angel negro con vestiduras negras, con las alas enormes tan grandes como ciudades soplaba el viento moviendo las nubes quitando el silencio y los suenos que tuve. Rayos enormes de fuego saliendo de la bestia de color negro, la boca era tan grande que cuando la abria cabia un pueblo. Caminaba por las costas regando veneno, parecia que venia del infierno. Cuando termino la furia se mofaba de lo que habia hecho y salio contento destruyendo un pueblo.

Treinta horas que duro el tormento y el sol se habia muerto. Nos embarcamos como se decia antes, nos montamos en un avion y «para que fue eso» era tanto el calor que me dolia hasta los huesos, con un galon de agua y salchichas era todo el menu de un refugiado de ese tiempo.

Llegamos a Nueva York bien cansados, entrevistaron a Rossie mi esposa como un importado, aunque dejame decirte nos preocupamos. Continuamos la travesia y llegamos a un lugar perfecto. Nos recibieron con flores y con muchos sentimientos.

Despues de un par de dias, visitamos un campo bastante lejos que parecia un sue~no de fantasia de un cuento. Los arboles que vimos de diferentes colores, el clima los estaba pintando para arropar el invierno y las flores del suelo.

Habia un tren y una via que parecia que te llevaba al cielo que cuando tu pasabas tocabas un cuento. Termino la travesia de la casa de los sue~nos con muchos cristales que parecia que se veia el cielo con un camino estrecho con mucho silencio en una casa de colores con muchos cuentos que tu sentias que estabas entre ellos.

Con un terreno bastante inmenso que yo caminaba para dejar los recuerdos, me ponia a enterrarlos con mis pensamientos. Antes de llegar a la casa de los sue~nos pasamos un maizal lleno de girasoles que alumbraba el camino emanando fuego, pero nos echaron porque todavia no era el tiempo.

Visitamos otra casa de fantasia y recuerdos era por la noche como la de «caperucita» la del cuento, estuvimos un buen rato conversando y compartiendo los relatos en otro idioma que no era el nuestro. Fueron muchos mas los recuerdos y los momentos de un boricua que ama su pueblo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.