Destellos en las teteras y las tazas

Luna Plateada

La tarde había caído, las luces que bañaban los andadores eran nada más que las de las luces ámbar del alumbrado público. Estaba cansada del día y decidí hacer un alto en un lugar en el que siempre me transformo. Me gusta entrar a las cafeterías, me gusta percibir el olor del café mezclado con el dulce de la repostería. No tuve un café esta vez, tuve una de esas bebidas provenientes de la India, que son una mezcla de especias con té y vainilla, además lo pedí en modalidad frappe… Estaba ahí en la pequeña mesa, cualquiera hubiera pensado en lo solitaria que era la escena, pero para mí era un tiempo valioso porque mi soledad es a veces placentera.

Sobre la barra de entrega había unos focos con bombillas peculiares, ovaladas, alargadas y con más luminosidad que las convencionales, tenían una especie de cubierta, como si fuera un…

Ver la entrada original 162 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s