Reflexiones Acerca De Un Manicomio Frente A Una Crisis [RCAG]

He tenido mis dudas durante loa acontecimientos que nos toco vivir pues mi preocupacion jamas fue con un virus, sino con la reaccion de un pueblo hacia un virus. He visto un pueblo culpando a los chinos y rusos por sus desgracias pero haciendo actos de suicidio mental sacrficando su libertades en el proceso como al principio del 11 de Septiembre 2001.

Vi un pueblo colocando mascaras, burbujas, practicando distanciamiento social y hablando mil estupideces [por el bien de otros] acerca de preferir la esclavitud a la libertad. Incluso, han rechazado otras opiniones [tratamientos alternativos] para estar seguros en su esclavitud [vacuna] alentado por politicos, medios de comunicaciones sirviendo como propaganda, cientificos, y expertos en ordenadores [todos con su bolsillo en mente].

Vi un pueblo dejar los deportes, negocios pequenos, la playa, los parques y sus familiares por la misma razon incluso no acudir al hospital para despedir de sus seres queridos. Al mismo tiempo, recibieron [como focas] un estimulo cuyo valor es lo mismo como la basura que presencias en un inodoro para gastar en Walmart, Home Depot y otras corporaciones aunque hay riesgo de contagio en lugares cerrados.

Parecia que tal pueblo estaba listo para suicidarse si sus gobernantes lo piden pues nadie utiliza su cerebro. Todavia hay esa situacion en la crisi que nos toco vivir.

Las palabras de “nuevo normal”, “senalamiento virtual”, “colectivos”, y “microagresion” son las palabras de la vida cotidiana en una sociedad que sufre de artritis reumatoide cerebral combinado con masturbacion cerebral. He visto la hipocresia de los gobernantes usando este virus para perseguir a las Iglesias, a la gente comun pero dando licencia a muchos para destruir estatuas, destruir edificios, enviar pacientes con tal virus a los asilos de ancianos para matar pacientes y ancianos.

Hemos visto los chivatos denunciando las Iglesias por “no cumplir con las reglas” a pesar que lo mostraron lo contrario. Hemos visto un gobernador enviar policia para reprimir a un concierto aunque cumplieron con la ley. En este instante, no me arrepiento haber insultado aquel gobernador por su actitud dictatorial. Tampoco me arrepiento haber insultado a una chivata [una cantante que entreviste, una trabajadora social y enfermera que conoci por esa misma razon].

Para poder apreciar deportes [cuando no hubo y despues en epoca politizada], vi los partidos de Bielorrusia y Burundi mediante la computadora o receptor de onda corta. Ambos paises respetaron el himno nacional de sus paises antes de comenzar sus partidos y no hubo politica. Ese respeto dejo de existir en los deportes debido a lo “politicamente correcto” y “nuevo normal”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .