Corazones tocados.

Pensamientos y Reflexiones de una Luna.

Una historia adventista que me hizo llorar hoy, hasta donde llega la generosidad del ser humano.

Un chico necesitaba dinero para una medicina para su madre enferma, estaba muy malita la pobre y el hijo pidió ayuda a su amigo le llamó por teléfono y le preguntó si podía dejarle un dinero para comprar una medicina para su madre que estaba muy enferma, este le dije que a la noche, le llamase que iba a ver qué podía hacer. Cuando llegó la noche, el chico que tenía la madre enferma, llamó al amigo que le iba a dejar el dinero para su madre. El teléfono estaba apagado, llamó varias veces y seguía el teléfono aún apagado.

Entonces como la madre del chico estaba bastante mal y él sufría por ver a su madre así, llamó a otro amigo por si le podía ayudar y nada, también tenía el teléfono móvil…

Ver la entrada original 738 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .