Un susto.

Pensamientos y Reflexiones de una Luna.

No os lo conté…

En mi última estancia en el Sur, haciendo mi plaza, me llama mi telefonista y me dice que me prepare, que tengo una cita en 20 minutos.

Nunca suelo mirar por la mirilla de la puerta, abro y doy los dos besos, pero ese día y por la noche a esas horas, me dio por mirar y no abrí.

Llamo a mi telefonista por teléfono y le pregunto si venían dos, que por qué no me lo dijo? Me dice que no, que venía solo un cliente. Vuelvo a mirar otra vez por la mirilla y escucho a uno de ellos, es extranjero, no voy a decir la nacionalidad, el otro no sé si era también extranjero, hablaban en voz baja y no me dio buena espina la situación.

No abrí.

Recordé la situación de una escort, que me contó que dos tíos la vinieron a…

Ver la entrada original 167 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .