Nuestra sentencia.

Diario de una Dama

Escucho el rugir de la tormenta y el llanto del cielo; no llueve de alegría sino de tristeza… la vida se extingue, el aire ya pesa; los animales desaparecen y los humanos tranquilos, sin saber que ya firmamos nuestra sentencia.

By: Ana Carranza.

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.