¿Me permites…?

Cosas de una escritora

Pudo haber sido, pero hubo que darlo por perdido. Parecía ser la oportunidad perfecta, de esas que sólo una vez a lo largo de toda la vida se presentan. Pero tal y como suele suceder, como todo lo extremadamente bueno, en el mundo real no pudo ser.

Algo así como un sueño que mientras duró fue realmente bueno, dejando un buen recuerdo después de borrar el despertar, ese duro proceso de adaptación a la realidad.

Con el paso del tiempo se borra el dolor y ya sólo queda lo mejor.

   ¿Me permites conservarlo, junto a todas aquellas fotos guardarlo, apartando todo lo malo que ya no puedo (quiero) recordar, para así a ratos evocar todo lo que de algún modo durante un rato pareció real?

¿Me permites…?CC by-nc-nd 4.0Ana María Otero

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.